Ant-Man y la Avispa *

    0
    5

    Ant-Man y la Avispa

    Ant-Man and the Wasp

    20182 h 18 min
    Metadata
    Director Peyton Reed
    Runtime 2 h 18 min
    Release Date 4 julio 2018
    Images
    No images were imported for this movie.
    Actors
    Starring: Paul Rudd, Evangeline Lilly, Michael Peña, Walton Goggins, Bobby Cannavale, Judy Greer, T.I., David Dastmalchian, Hannah John-Kamen, Abby Ryder Fortson, Randall Park, Michelle Pfeiffer, Laurence Fishburne, Michael Douglas, Divian Ladwa, Goran Kostić, Rob Archer, Sean Kleier, Benjamin Byron Davis, Michael Cerveris, Riann Steele, Dax Griffin, Hayley Lovitt, Langston Fishburne, RaeLynn Bratten, Madeleine McGraw, Tim Heidecker, Stan Lee, Charles Justo, Brian Huskey, Suehyla El-Attar, Julia Vera, Jessica Winther, Norwood J. Cheek Jr., Bryan Lugo, Darcy Shean, Torrey Vogel, Simon Potter, Jon Wurster, Tom Scharpling, Virginia Hamilton, Natasha Zouves, Joshua Mikel, Ronald Joe Vasquez, Chris Gann, Sergio Briones, Denney Pierce, Vanessa Ross, Zachary Culbertson, Steven Wiig, Timothy Carr, Sawyer Jones, Rick Richardson, Benjamin Weaver, Jamel Chambers, Jennifer Black, Sandra Dee Richardson, Tahseen Ghauri, Dale Liner, John Ozuna, Marcella Bragio, Sophia Marcs, William W. Barbour, Kevin Carscallen, Seth McCracken

    Scott Lang, más conocido como Ant-MAn, permanece en arresto domiciliario tras haber colaborado en Alemania con el Capitán América, mientras el agente del FBI Jimmy Woo mantiene la esperanza de que colabore revelando el paradero del doctor Hank Pym y su hija Hope, que con su traje de superpoderes adopta la forma de La Avispa. En realidad ignora dónde se encuentran, pero ambos contactan con él cuando tiene un extraño sueño que podría ser la clave para dar con la esposa y madre Janet a la que perdieron tiempo atrás, cuando se sacrificó desafiando las leyes de la mecánica cuántica hasta adquirir el tamaño de partícula subatómica, y así evitar la explosión de un arma nuclear. Hank está desarrollando en un laboratorio, que puede ocultar dándole “tamaño bolsillo”, un túnel cuántico que podría devolverle a Janet, desaparecida durante casi 30 años.

    Peyton Reed sorprendió con Ant-Man, una de superhéroes Marvel que rompe un patrón de películas de tipos con poderes que empieza a ser cansino. Con esta secuela prueba que ese film no fue fruto de la casualidad, la fórmula funciona, y aquí vuelve mejorada y aumentada-reducida, según sea el caso. Lo que tiene bastante mérito cuando uno ve en los títulos de crédito que han participado hasta siete personas en la escritura del guión.

    Ant-Man y la avispa exhibe una trama bien armada, donde hasta tres grupos de personas muestran interés en hacerse con el túnel cuántico –el doctor, su hija y Scott; Fantasma y su protector-rival del doctor, que trata de resolver el desfase cuántico de la primera; y un grupo de mafiosos traficantes de armas–, más un cuarto y un quinto de propina, el FBI, torpes, y los componentes de la empresilla de Scott, estupendos secundarios. Y están además los núcleos familiares que pueden coincidir con los mencionados grupos o solaparse. Por lo demás, hay un ritmo trepidante en un argumento que no se para un momento, en que es vital controlar el túnel cuántico, y despistar al contrario. Y aquí dan muchísimo juego los efectos visuales, donde conviven lo grande y lo pequeño, con las imágenes de agrandamiento y encogimiento en medio de las persecuciones, que funcionan a la perfección, resulta una gozada verlas. La película es ejemplar en el uso de los efectos, que no consisten en puro embarullamiento, sino que están al servicio de la trama. También los de Fantasma, o los viajes cuánticos, que quizá a ratos quieren rendir homenaje, salvando todas las distancias, a 2001, una odisea del espacio.

    Un trama de este tipo, pura diversión, no exige interpretaciones memorables. De todos, todos se esmeran y parecen haber disfrutado con la función, incluso los actores más secundarios. En cualquier caso hay que destacar la escena en que Scott debe ejercer de antena de Janet, las interpretaciones de Paul Rudd, Michael Douglas y Evangeline Lilly en ese momento son fantásticas, se evita el ridículo y se ofrece cumplida diversión, una tónica, el sentido del humor, muy presente, sin empalago. Otro actor que proporciona abundantes risas es Michael Peña, prueba de la pujanza de los actores hispanos en Hollywood.

    No hay comentarios