The Equalizer 2 (El protector 2)

    0
    8

    The Equalizer 2 (El protector 2)

    The Equalizer 2

    20182 h 00 min
    Metadata
    Director Antoine Fuqua
    Runtime 2 h 00 min
    Release Date 19 julio 2018
    Images
    No images were imported for this movie.
    Actors
    Starring: Denzel Washington, Pedro Pascal, Ashton Sanders, Orson Bean, Bill Pullman, Melissa Leo, Jonathan Scarfe, Sakina Jaffrey, Kazy Tauginas, Garrett Golden, Adam Karst, Alican Barlas, Rhys Olivia Cote, Tamara Hickey, Ken Baltin, Colin Allen, Antoine de Lartigue, Abigail Marlowe, Jim Loutzenhiser, Alessandra Noelle Rosenfeld, Lillie Dickens, Rex Baning, Lance A. Williams, Caroline Day, Rory Benjamin Smith, Ted Arcidi, Rutherford Cius, Wesley Pereira, David Carrasquillo, Nathaniel Chaney, Jermaine Holt, Drew Cooper, Jay Hieron, Naheem Garcia, Gloria Papert, Phil Tavares, Tim Doherty, Cj Stuart, Donald Cerrone, Gabrielle Lorthe, Karen Strong, Marley Dauphin, Elena Capaldi, Penélope de la Rosa, Miguel Nascimento, Maximillian McNamara, Gerry Pucci, Phyllis Kay, Johnny L. Hernandez, Andrei Arlovski, Liam McNeill

    Secuela de The Equalizer que presentaba hace dos años a un protagonista con atractivo: hombre tranquilo, solitario, cuyo interés por una chiquilla en apuros acosada por la mafia despertaba en él su expeditivo talento asesino para solventar situaciones peligrosas, perfeccionadas como miembro secreto de la CIA durante muchos años. Ahora, cuatro años después, Robert McCall prosigue con su “apacible” y secreta vida como conductor de Uber, lo que le permite “arreglar” desaguisados que va conociendo aquí y allá debido a sus clientes. McCall es un justiciero que no anda conchitas cuando se trata de castigar a los culpables de una violación o de un secuestro, algo que sólo conoce su antigua socia y ahora amiga, Susan Plummer.

    El tándem Antoine Fuqua y Denzel Washington es uno de los más sólidos de Hollywood desde que rodaron Training Day (Oscar para Washington). El actor de Nueva York suele dar vida en esos filmes a tipos implacables y violentos, lo cual casa a la perfección con la intensidad visual que imprime Fuqua y la potente personalidad de Washington. En esta película, como en las anteriores, funciona todo lo que sabemos de antemano; atrapa y no da respiro desde la primera escena en el tren de Turquía, al tiempo que sienta las bases de lo que va a ser una película violenta y sin concesiones pues enfrentarse a McCall significa morir en el intento o como mínimo salir arrastrándose con varios huesos rotos.

    Por otra parte, si en la anterior entrega la humanidad del protagonista se debía a su implicación en la vida de una niña en apuros, aquí un joven vecino que se aproxima peligrosamente a la vida criminal se convertirá en el pupilo y protegido de McCall, alguien en quien inculcar la voluntad y el arrojo necesarios para llegar a ser una buena persona. Un futuro que proteger, una esperanza al fin y al cabo para un hombre –McCall– que lo ha perdido todo en el pasado. Fuera de esto, el guión peca de una excesiva simpleza, pura linealidad sin matices, aumentada hasta el máximo durante los últimos minutos.

    No hay comentarios